Nueva democracia en Colombia y Asamblea Nacional Constituyente - ANC: hacia las transformaciones del paÍs

 

El documento completo se puede descargar en PDF al final del texto.

NUEVA DEMOCRACIA EN COLOMBIA Y ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE - ANC: HACIA LAS TRANFORMACIONES DEL PAIS

INTRODUCCIÓN

En Colombia históricamente se ha configurado un sistema político excluyente, así como se han construido parámetros sociales, políticos, económicos y culturales, que han hecho que la gran mayoría de la población no pueda participar de forma alguna en los asuntos públicos que le competen al conjunto de la sociedad. Estos parámetros han sido desarrollados desde la elite política tradicional.

La Asamblea Nacional Constituyente-ANC y la Constitución Política Nacional de 1991, se concibieron como espacios por excelencia en los que se consolidarían los resultados de los procesos de paz de los años 90. Siendo escenarios de disputas políticas y confrontación entre proyectos y órdenes sociales diferentes, terminaron por consolidar un sistema político excluyente. Se creería que esa etapa de violencia política y exclusión se resolvería con la puesta en marcha de la Constitución del 91; no obstante, hay que recordar que en esta, como resultado del proceso constituyente, fueron excluidos sectores políticos y sociales que estaban siendo víctimas de la violencia, y fue insuficiente para configurar una real apertura democrática en el país.

Es así, que posterior a la implementación de la Constitución del 91 se siguió y aún más, se profundizó, la violencia política y la exclusión de sectores políticos democráticos en el país. Obviamente todo lo anterior a complacencia de las elites políticas con el fortalecimiento y consolidación del paramilitarismo en todo el territorio nacional.

Es importante señalar que, si bien la Constitución de 1991 hace un reconocimiento a la participación política y el ejercicio de la oposición en varios artículos1 y en diferentes sentencias de la Corte Constitucional2, y establece mecanismos de participación ciudadana como: el plebiscito, referendo, consulta popular, y la revocatoria del mandato, dichos instrumentos no han sido suficientes para garantizar y suplir la verdadera necesidad de participación social. Estos mecanismos y la misma Constitución de 1991, no han logrado transcender a un escenario elevado que rompa la democracia representativa y le permita al conjunto de la sociedad colombiana ser la principal protagonista de la vida política del país, buscando la consolidación de una democracia real y directa.

Actualmente en el marco de las negociaciones que se están llevando entre el Gobierno Nacional y la insurgencia de las FARC-EP, se llegó a un acuerdo parcial sobre la Participación Política, no sólo para los integrantes de la insurgencia, sino que se alcanzaron acuerdos entorno a la ampliación de la democracia y la vinculación de nuevos actores políticos y sociales en la vida política del país.

Hay que anotar que en este sentido se dio un avance significativo respecto a este punto en las conversaciones Gobierno-FARC, ya que constituyen un paso importante hacia la democratización de la vida social y la búsqueda de la paz, sin embargo, debe comprenderse que la discusión sobre la participación política no se agota allí, puesto que es necesario que la participación del Poder Constituyente haga parte de las propuestas, de la participación y la transformación.

Es necesario que se debata éste tema desde la propuesta de una ANC, en la búsqueda de abrir espacios de democracia y participación real de la población campesina, indígena, afrodescendiente, estudiantil, LGBTI, juvenil, urbana y, en general, de todos los sectores populares, para que tengan incidencia en la vida pública. Además de lo anterior, debe anotarse que un posible acuerdo de paz entre el Gobierno Nacional y las insurgencias deberá crear las bases que garanticen la creación de movimientos y partidos políticos, así como verdaderos espacios de participación popular local y nacional, llevando al Estado a desmantelar toda acción y grupos que amenacen con el goce pleno de la participación política en toda la geografía nacional.

Finalmente, este documento busca mostrar algunos interrogantes que permitan discutir de manera más amplia la participación política en el contexto actual colombiano, pero para ello es central acercarse a los avances que se han desarrollado en algunos países latinoamericanos respecto a este tema, lo anterior con el fin de avanzar en posibles escenarios y propuestas que debamos construir de cara a un escenario de paz y de ANC que siente las bases para lograr la justicia social.

1 Léase artículos 1, 2, 40 y 112 de la Constitución política de Colombia
2 Léase sentencias de la Corte Constitucional T- 439 de 1992, C- 089 de 1994