Activar, desarrollar y fortalecer el proceso constituyente democrático y popular

 

El documento completo se puede descargar en PDF al final del texto.

 

Activar, desarrollar y fortalecer el Proceso Constituyente Democrático y Popular para la Paz con Justicia Social y Ambiental

“Cada generación tiene el derecho a cambiar sus normas de convivencia, su Constitución, y a decidir sobre su presente y su futuro. Negar este derecho en cualquier sociedad es,

por definición, negar el carácter democrático de dicha sociedad.1

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y la Constitución del 91 fue la respuesta por la que optó la clase dominante para intentar solucionar la aguda crisis en el país.

A grandes rasgos se puede decir que la crisis fue provocada por: 1) el Frente Nacional, ya que excluyó toda forma de participación democrática2; 2) las movilizaciones populares y la actividad guerrillera3; y 3) por la contradicción entre el acelerado proceso de transformación socioeconómica y la inmovilidad del régimen político institucional4.

Desde su convocatoria, elaboración y desarrollo, la ANC y la Constitución de 1991 nunca estuvieron en manos de las y los colombianos, pues la clase dominante cooptó los espacios de convocatoria, representación, participación y decisión en la ANC.